El triángulo de Rembrandt.

junio 8, 2015

Rembrandt nació en 1606 y vivió 63 años. Pintó en Holanda. Fue un maestro en representar sus escenas otorgándoles una iluminación misteriosa e inquietante.

Algunos de sus rostros los iluminó de un modo especial: situaba el sujeto en ¾ de perfil, posición que deja ver el perfil sin ocultar el frente del rostro. El ángulo de ¾ de perfil fue muy utilizado posteriormente en la pintura del renacimiento.

En este ángulo dirigía al modelo una luz lateral que iluminaba un lado del rostro y sólo dejaba ver un pequeño triángulo de luz en el pómulo opuesto. Este modo de iluminar fue utilizado luego por algunos fotógrafos como Martín Chambi en el Perú de comienzos de sigo XX y por Félix Nadar en París entre 1850-75.

Un rostro iluminado de este modo tiene entonces un aspecto más escultórico, evitando la iluminación plana que achata y el ángulo frontal que no permite vislumbrar el perfil. Agudice su ojo y no sólo dispare cuando el sujeto sonríe sino cuando la iluminación favorece al rostro.

Intente en sus próximos retratos situar a su modelo a la luz de una ventana hasta que vea el “triángulo de Rembrandt”. No olvide usar el trípode y no usar flash.

 

Elisa Días Velasco
Magíster en Teoría e Historia del Arte.

Read more